AArk logo

Estándares de Manejo en Cautividad y Bioseguridad

Estos estándares están basados en los reportados en las actas del Taller de Planificación de la Conservación Ex situ de Anfibios de la CBSG/WAZA, en El Valle, Panamá, del 12 al 15 de Febrero de 2006. También disponemos de un documento independiente sobre la críanza de anfibios en el aula.

An updated manual for Biosecurity and Permanent Isolation of Ex Situ Conservation Populations was produced in March 2017.

Introducción

La crianza ex situ de ciertas especies de anfibios se considera una parte esencial e integral del Plan de Acción para la Conservación de los Anfibios de la IUCN para mitigar la perdida de especies de anfibios a nivel mundial. No obstante, la aparición de la enfermedad infecciosa conocida como quitridiomicosis (producida por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis) como un factor significativo en el reciente declive y extinción de muchas especies de anfibios, plantea desafios específicos para la conservación ex situ. Además, la dificultad y el coste relacionados con el testaje fiable de esta enfermedad en los anfibios supone con frecuencia el no ser detectada durante largos períodos de tiempo e incluso su reaparición en animales que se creían negativos. Por tanto, el procedimiento más seguro y responsable en el mantenimiento de anfibios en cautividad es tratar a todos los animales como potencialmente infectados (con quitridios y/u otros patógenos) y evitar la eliminación en el medio natural de agua y otros materiales potencialmente infectados (dónde pueden infectar a las poblaciones locales de anfibios autóctonos). Además, la creciente concienciación sobre temas de bioseguridad y la introducción de una aproximación de cuarentena en el manejo de anfibios entre recintos/habitaciones dentro de una institución y entre instituciones reducirá significativamente el riesgo de un brote epidemiológico de quitridiomicosis (u otra enfermedad) en cautividad. Los esfuerzos para detectar y tratar enfermedades, conocidas y desconocidas, no son un sustituto para la bioseguridad – e.g. la aplicación estricta y exhaustiva de la cuarentena y el mantenimiento de altos niveles de barreras de prevención. Para más información sobre la detección, manejo y tratamiento del hongo quitridio visiten la página sobre el hongo quitridio en este sitio web.

Bioseguridad y estándares de manejo en cautividad

La bioseguridad y los estándares de manejo pueden ser divididos en tres categorías basandose en la función prevista para los animales en cautividad. Estas son Básica, Intermedia y Avanzada:

1. Estándares Básicos

Especímenes mantenidos ex situ con propósitos Educativos* sin requerimientos para investigación ni perspectiva de liberación en el medio natural.

Bioseguridad

  • Calzado independiente para cada habitación y/o pediluvios en la entrada/salida.
  • Tratamiento/descontaminación previa a su eliminación de toda el agua residual de los recintos y habitaciones que alojen anfibios.
  • Incineración (o desinfección por medio de productos químicos adecuados, calentando a 60ºC durante 4 minutos, o desecación completa) de todos los desperdicios (tierra, hojas, plantas, alimentos, heces y cadáveres tras el exámen post-mortem) de los recintos de los anfibios.
  • Alojamiento a prueba de escapes de un tamaño adecuado para la especie.
  • Alojamiento a prueba de plagas (roedores, cucarachas, hormigas,etc.) para prevenir la transferencia de patógenos, la predación de anfibios, y la fuga de insectos usados como alimento.
  • Agua libre de patógenos y contaminantes químicos.

  Manejo en cautividad

  • Cambios de agua regulares – automatizados o manuales.
  • Equipamiento adecuado para el alojamiento cuando sea necesario.
  • Exposición a luz natural (o un equivalente artificial de calidad) si la exposición es normal en la historia natural de la especie.
  • Temperatura/humedad apropiadas según la historia natual de la especie.
  • Alimentación adecuada, en función de la especie, con suplementación (vitaminas/minerales).

 

2. Estándares Intermedios

Especímenes mantenidos ex situ con propósitos de Investigación Ex Situ sin perspectiva de liberación en el medio natural. Todos los estándares básicos, pero también:

Bioseguridad

  • Instrumentos individuales (tenazas, redes, cuencos, tanques, bombas, filtros, etc) para cada recinto y/o especie.
  • Cambio de guantes (sin polvo) para cada recinto. El diseño del recinto debe minimizar el contacto cuidador/animal.
  • Maximizar el uso de la automatización en el mantenimiento de la calidad del agua/riego.
  • Mantener una rutina de manejo consecuente/direccional – de las especies/individuos de menor riesgo y mayor importancia a las especies/individuos de mayor riesgo y menor importancia.

  Manejo en cautividad

  • Las condiciones climáticas (iluminación, fotoperiodo, temperatura, lluvia, humedad,etc) deben seguir el ciclo natural de la especie y ser automatizadas en la medida de lo posible.
  • Nivel superior en el mantenimiento de registros.

 

3. Avanzados

Especímenes mantenidos ex situ con propósitos de cría para su conservación (Arca/Rescate/Suplementación)* con la esperanza final de liberarlos al medio natural. Todas los estándares Básicos e Intermedios, pero también:

Bioseguridad

  • Una especie o colección de especies locales en cada habitación/unidad – en estado de permanente cuarentena.
  • Uniformes/ropa de trabajo independientes para cada habitación (permanecen en la habitación hasta que son desechados).
  • Alimento procedente de fuentes conocidas y de confianza; período de tres meses para la familiarización con los tipos de alimentos naturales antes de su liberación.
  • Pre-liberación, monitorizar la condición de los especímenes para determinar su aptitud para la liberación – cribado sanitario completo incluyendo; cribado mediante PCR, regular y frecuente, para el hongo quitridio a lo largo de varios meses; cribado para Ranavirus; cribado bacteriológico y parasitológico regular; y necropsia completa y exámen histológico de los animales fallecidos y una submuestra representativa de los animales destinados a ser liberados – ver Pessier, A. P. (In press): Management of disease as a threat to amphibian conservation. International Zoo Yearbook, 42, para una exhaustiva visión general de las necesidades de cribado sanitario en los anfibios.

 

*Funciones de conservación El simple mantenimiento y crianza en cautividad de especies amenazadas de anfibios no equivale a su conservación. Como parte de una genuina iniciativa para la conservación de anfibios, el manejo en cautividad ex situ debe tener una finalidad claramente definida de conservación de las especies o su hábitat. Se han definido Ocho Funciones de Conservación, y estas son calculadas para cada especie, basandose en la información proporcionada durante los talleres de valoración de las necesidades de conservación.

Arca Una especie que está extinta en el medio natural (localmente o globalmente) y que pasaría a estar completamente extinguida sin el manejo ex situ.

Rescate Una especie que está en riesgo inminente de extinción (localmente o globalmente) y requiere manejo ex situ, como parte de un programa integrado, para asegurar su supervivencia.

Conservación In Situ Una especie para la que la mitigación de amenazas en la naturaleza aún puede conseguir su exitosa conservación.

Investigación In Situ Una especie que por una o más razones requiere que se lleve a cabo una mayor investigación in situ como parte de la acción de conservación de la especie. Una o más piezas de información no se conocen es estos momentos.

Investigación Ex Situ Una especie sometida a investigación aplicada específica que contribuye de forma directa a la conservación de dicha especie, o de una especie relacionada, en el medio natural (esto incluye el concepto claramente definido de especie “modelo” o “sustituta”).

Producción masiva en cautividad Una especie amenazada por la la captura en el medio natural (e.g. como fuente de alimento), que podría (o actualmente ya lo está siendo) ser criada en cautividad – normalmente en el propio país, ex situ – para reemplazar la demanda de especímenes recolectados en el medio natural. Esta categoría generalmente excluye la cría en cautividad de especies mantenidas como mascota o para los aficionados, excepto en circunstancias excepcionales en las que programas coordinados y gestionados de cría pueden reducir de forma demostrable la captura en el medio natural de especies amenazadas.

Educación para la Conservación Una especie que es seleccionada específicamente para su manejo – principalmente en zoos y acuarios – con el fin de animar e incrementar el conocimiento en los visitantes, para promover un cambio de comportamiento positivo. Por ejemplo, cuando una especie es usada para aumentar el apoyo financiero o de otro tipo a los proyectos conservacionistas de campo (esto incluiría las claramente definidas especies “bandera” o “embajadoras”).

Suplementación Una especie cuyo manejo ex situ beneficia a las poblaciones silvestres a través de la cría para su liberación como parte de la medida de conservación recomendada.

Ninguna Especies que no requieren ninguna medida de conservación en este momento. Esta lista también puede contener especies que no fueron evaluadas durante el taller debido a la escasa información disponible. NB – ex situ incluye todos y cada uno de los animales sacados de su hábitat natural ya sea dentro o fuera de su área de origen y pa.

Enlaces

Descarga esta página como un archivo pdf. Murray, K., Skerratt, L., Marantelli, G., Berger, L., Hunter, D., Mahony, M. and Hines, H. 2011. Guidelines for minimising disease risks associated with captive breeding, raising and restocking programs for Australian frogs. A report for the Australian Government Department of Sustainability, Environment, Water, Population and Communities.

Print Friendly